Tipos de carburante para tu vehículo

CARBURANTE

En la actualidad el mercado automovilístico está viviendo una etapa de transición donde poco a poco los combustibles fósiles están dando paso a otros tipos de combustibles y motores eléctricos con la finalidad de reducir las emisiones contaminantes y conseguir un consumo más sostenible de los recursos energéticos del planeta.

Vamos a hacer un pequeño repaso a algunos de los combustibles más populares que podemos encontrar.

Gasolina

La gasolina es el combustible por excelencia. Hoy en día sigue siendo el combustible más popular. La gasolina es una mezcla de hidrocarburos derivados de la destilación del petróleo.

Dependiendo de su octanaje podemos encontrar dos tipos de gasolina, la 95 y la 98. La diferencia entre ellas radica en que la Gasolina 98 tiene un mayor nivel de refinamiento, por lo que en la práctica podemos considerar que es un combustible con mayor rendimiento y prestaciones  que la Gasolina 95, sin embargo no todos los motores funcionan con ella ya que para su consumo se necesita un motor de alta cilindrada y potencia.

Diésel

Conocido también como Gasoil. El combustible diésel es un hidrocarburo líquido compuesto a base de parafinas y se extrae del petróleo después de que este haya pasado por varias destilaciones y se haya obtenido de él la gasolina, la bencina y el queroseno. Por ello nos encontramos con un combustible muy poco volátil y que trabaja por compresión.  A grandes rasgos se puede decir que los motores diésel consumen menos que los de gasolina, aunque esto está sujeto a distintas variables.  Es consumo de diese está muy consolidado en el sector industrial y en el del transporte de mercancías.

Etanol o Bioetanol

El etanol es un combustible obtenido a partir de la fermentación de azucares y  la adición de cantidades variadas de gasolina. Es un combustible mucho menos contaminante  que la gasolina y el diésel, sin embargo no está exento de polémica ya que para su obtención se usa una gran cantidad de biomasa procedente de la caña de azúcar, lo que está provocando la deforestación de muchos bosques y zonas tropicales para su plantación.

GLP

El Gas Licuado de Petróleo  es una mezcla de gases livianos presentes en el gas natural y en el petróleo.  El GLP puede ser utilizado en motores de combustión interna por lo que incluso podríamos adaptar nuestro vehículo de gasolina a este combustible. Hay quién asegura que el GLP es la alternativa real a la gasolina y el gasoil, incluso por delante de los vehículos eléctricos.

Electricidad

Sin miedo a equivocarnos podríamos decir que nos encontramos en el principio del “boom” de los vehículos eléctricos. Todas las marcas está apostando por sistemas de propulsión eléctricos y están invirtiendo muchísimo dinero en su desarrollo y potenciación. En términos de emisiones directas es sin duda la más limpia, otra cosa es el coste y las emisiones que se realizan para obtener esa electricidad y llevarla hasta los puntos de recarga, que por otro lado siguen siendo escasos en nuestro país.

Además de estos combustibles que hemos mencionado, también podemos encontrar otros de uso menos común como puede ser el hidrógeno, el gas natural o el metanol.

Esperamos que la gasolina te haya llegado para llegar hasta el final del artículo de hoy, y ya sabes, si tienes algún problema de combustión en tu vehículo industrial o en tu utilitario, no dudes en visitarnos en nuestro servicio oficial IVECO en de Aldaya si quieres que revisemos tu vehículo industrial, o en nuestro Servicio Oficial Jeep, Chrysler y Dodge en Valencia si quieres que cuidemos de tu coche.